lunes, 28 de septiembre de 2015

Los autónomos colaboradores frente a la seguridad social

Hoy trataremos de explicar en qué consiste este régimen, cuales son sus principales características y qué bonificaciones tienen todos aquellos que se den de alta por primera vez o no hubieran estado dados de alta en el mismo en los cinco años inmediatamente anteriores en el régimen de autónomos.


¿Quién se encuadra dentro de este régimen?

Pues este régimen se aplicará a los cónyuges y familiares de trabajadores autónomos por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado inclusive y, en su caso, por adopción, es decir, familiares directos.


Pero, ¿es suficiente con ser familiar directo?

Pues en realidad no, ya que debe cumplir otros requisitos. Veamos cuales son:

En primer lugar, debe estar empleado de manera habitual por el autónomo, es decir, que no servirá si se trata de una actividad puntual o esporádica.

En segundo lugar, el familiar debe convivir con el autónomo y estar a su cargo, de manera que no se podría aplicar por ejemplo a un hermano que vive y está empadronado en otro domicilio distinto del nuestro.

Por último, este familiar no debe estar de alta como trabajador por cuenta ajena.

Entonces, ¿podría contratar a mi hijo en Régimen General ?

Si, siempre y cuando éste tenga menos de treinta años, y aunque cumpliera el requisito de la convivencia con el autónomo empleador, ya que éste no se tendrá en cuenta. El inconveniente que tiene es que quedará excluida la cobertura por desempleo. Es decir, que podremos contratar a nuestro hijo de entre 18 y 30 años que conviva con nosotros en régimen General, pero no tendrá derecho a paro.

¿Cómo cotiza a la Seguridad Social?

Este régimen se encuadra en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, RETA.


Y si finaliza la relación laboral, ¿tendría derecho a la prestación por desempleo?

Lamentablemente, al igual que ocurre con los autónomos, esté régimen tampoco tiene derecho a la prestación por desempleo.


¿Que bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social podríamos aplicar?

Para terminar, y después de ver que este régimen no es tan maravilloso como parece, veamos cuales son las bonificaciones que se pueden aplicar las nuevas altas o aquellos que no hubieran estado dados de alta en el mismo en los cinco años inmediatamente anteriores, antes y después de las modificaciones del Estatuto del Trabajador Autónomo del pasado 9 de septiembre de 2015.

Con la legislación anterior y vigentes hasta el 9 de octubre de 2015, los nuevos autónomos tienen derecho a una bonificación durante 18 meses del 50 por ciento de la cuota, aplicada sobre la base mínima de cotización vigente en cada momento.

Tras las modificaciones, que entrarán en vigor el 10 de octubre, los nuevos autónomos tendrán derecho a una bonificación durante 24 meses consistente en: una bonificación del 50 por ciento de la cuota durante 18 meses y una bonificación del 25 por ciento de la cuota durante los 6 meses siguientes. Ambas bonificaciones  aplicadas sobre la base mínima de cotización vigente en cada momento.


Os recordamos que en Asesoría Julio Perpiñán estamos especializados en emprendedores, autónomos y microempresas. No dudéis en contactad con nosotros para aclarar vuestras dudas y asesoraros sobre los tipos de contratos vigentes que existen, y las posibles ayudas y subvenciones a las que podéis optar a la hora de contratar a vuestros familiares o futuros trabajadores.







No hay comentarios:

Publicar un comentario